Orson Welles 
en Chicoloapan

Ir abajo

Orson Welles 
en Chicoloapan

Mensaje  Shein_Cazio el Sáb Sep 22, 2012 1:07 pm

La asociación entre lo sucedido en Chicoloapan en fechas recientes y La guerra de los mundos, de H.G. Wells, escenificada en radio hace más de siete décadas por Orson Welles, resulta casi obvia para quienes recuerdan esta historia: el 30 de octubre de 1938, la población estadounidense de Nueva Jersey entró en pánico al creer que lo que oía por la radio, una invasión de marcianos, estaba ocurriendo en realidad. De nada valieron las dos notas aclaratorias a media emisión, el sistema de seguridad de Estados Unidos fue superado por un ataque ficticio con gases venenosos que, por poco, se materializa en una tragedia.

Es difícil saber qué tanto pánico causó aquel evento ya distante. Sin embargo, hace pocos días, gracias a los nuevos y diversos medios de comunicación, se tuvo la oportunidad de observar las calles vacías de varios municipios populares del Estado de México.

Gran parte del conurbado que linda con el Distrito Federal se vio afectado por una psicosis colectiva originada por eventos reales o ficticios, no se sabe.

De un enfrentamiento entre transportistas en Chicoloapan el 5 de septiembre, con saldo de dos muertos, se pasó a bloqueos en La Paz, Los Reyes y Nezahualcóyotl, en los que se exigía la liberación de los detenidos del grupo autodenominado Antorcha Campesina.

A partir de ese momento, la información se tornó confusa, pero el miedo se propagó a la misma velocidad de las ondas electromagnéticas de los celulares. Ahora no fue una sola emisora de radio, sino miles de fuentes autónomas las que cumplieron la tarea de provocar el pánico en la población mexiquense. Las escuelas cerraron, los comercio bajaron sus cortinas y la gente corrió a sus casas, vaciando las calles en pocos minutos.

La amenaza estaba allí, pero nadie sabía dónde, ni porqué, ni cómo. Los municipios con mayores índices de miseria del país repentinamente pasan a la modernidad a través de lo que Zygmunt Bauman bautizó como miedo líquido: ese que se siente ante una amenaza intangible. El miedo, indica el sociólogo, se hace más profundo cuando es más disperso, poco claro y no puede ser identificado.

Poblaciones añejas, que tal vez habían padecido el mismo pánico ante el rumor de la llegada de unos seres inimaginables desde las costas de Veracruz hace más de 500 años, ahora sintieron el miedo ante una invasión desde sus mismas entrañas, como si los gases venenosos surgieran de su propia condición social. De naves marcianas asesinas, de avanzada tecnológica, a un ataque de bicitaxis bestiales.

La ola de pavor pasó rápido. Las autoridades se apresuraron a insistir en que todo fue una ola infundada de rumores. Los chismes, esas noticias falsas que siempre conllevan algo de verdad, se propagaron incluso en la ciudad de México. Cabe resaltar que los municipios conurbados tienen una función básica de dormitorio, y que la mayoría de su población se transporta a laborar a diversas zonas de la capital cargando su fuerza de trabajo y sus propias historias de terror.

La velocidad con que la noticia transcurrió, desde que se incubó hasta su desaparición, es asombrosa. En un país en donde los hechos sangrientos y de corrupción se pelean de cotidiano la primera plana, no hay más que unas horas de fama para cada evento, por desastroso que sea. Si alguna de las tantas encuestadoras, desocupadas después de la contienda electoral, analizara el asunto, obtendría por resultado que hoy un gran porcentaje de la población sabe que existe un municipio llamado Chicoloapan.

Orwell, que parece acrónimo de Orson Wells, puntualizó en un aforismo que “quien controla el pasado, controla el futuro; quien controla el presente, controla el pasado”. El problema es que los mexicanos no están seguros de que quienes controlan el presente, lo tengan bajo su control.

Al final nunca se sabrá qué sucedió en aquellos lares. Tampoco se podrá acceder a un conocimiento preciso de casi todo lo que ha sucedido en este país desde su fundación. Lo que sí se sabe, por más que se oculte, es lo que sucederá.

FUENTE:
http://eleconomista.com.mx/entretenimiento/2012/09/16/orson-welles-chicoloapan

Shein_Cazio

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.